Campo de batalla cibernético: guía táctica para prepararse, participar y triunfar sobre los ciberataques

En la era digital, donde la información es poder y la batalla por la integridad de los datos continúa, las amenazas cibernéticas surgen como adversarios sombríos, listos para abalanzarse sobre organizaciones desprevenidas. Estos asaltantes sigilosos son implacables y explotan cada vulnerabilidad para violar fortalezas digitales, causar estragos y comprometer la integridad de los datos críticos para el negocio. En el panorama en constante evolución de la guerra cibernética, las organizaciones deben estar completamente equipadas, preparadas para la incursión y ser rápidas en su respuesta para salir victoriosas.

Esta guía estratégica se desarrolla en tres fases críticas: preparación, compromiso y triunfo , cada una de las cuales es vital para una continuidad empresarial exitosa.

Preparación: fortalecer el arsenal cibernético

Antes de cualquier batalla, querrás tener tantos aliados y recursos de tu lado como sea posible, pero saber dónde encontrar información precisa y útil puede resultar difícil. En este caso, el mejor lugar para comenzar es ponerte en contacto con tus proveedores y solicitar documentación sobre protección y recuperación, para asegurarte de que estás siguiendo las mejores prácticas para mitigar los ataques y recuperarte más rápido.

Adquiere un seguro cibernético: tu bastión financiero

El seguro de seguridad cibernética es tu reserva financiera, tu protección contra la ruina financiera. El seguro cibernético puede proporcionar algunos de los recursos necesarios para recuperarse de las consecuencias de un ciberataque o al menos reducir las pérdidas. Incluso más que beneficios financieros, las compañías de seguros cibernéticos emplean y contratan a los mejores expertos en seguridad para que estén disponibles en momentos de ataques. Muchos de esos expertos de la industria son contratos de primera línea para brindar servicios a los proveedores de seguros, por lo que los proveedores pueden conseguirte expertos independientes más rápido o que sean mejores que las personas con las que puedes contratar directamente.

Más allá de los recursos proporcionados durante y después de los ataques, estos proveedores de seguros generalmente exigen que las empresas cumplan con una seguridad básica mínima que en sí misma impondrá métodos de refuerzo y otras mejores prácticas en todo el entorno de una organización.

Establecer comunicaciones redundantes: la batalla por la conectividad

Cuando se disparan los primeros tiros en la escaramuza digital, las líneas de comunicación suelen estar entre las primeras en cortarse debido a VOIP, servicios de correo electrónico o las «plomerías» subyacentes (por ejemplo, DNS/AD) comprometidos y caídos que conectan a los usuarios con sus comunicaciones normales. plataformas. Es necesario establecer canales de comunicación redundantes para garantizar que las comunicaciones y mensajes críticos aún puedan fluir a través del caos. Estos canales alternativos son su salvavidas cuando la red principal se desmorona bajo el ataque.

Ten en cuenta que no solo tus equipos internos deben estar al tanto de estas formas alternativas de comunicación, sino también los recursos externos que ayudan en el proceso de mitigación y recuperación, especialmente los altos directivos y las relaciones públicas.

Desarrollar planes de contingencia: una reasignación táctica

En un ataque, tu infraestructura digital puede verse comprometida o confiscada por las autoridades. Para garantizar la continuidad de las operaciones, debes contar con planes de contingencia, un respaldo estratégico para mantener el impulso. Los sistemas redundantes, los mecanismos de conmutación por error y las copias de seguridad de datos resistentes fuera del sitio son tus armas secretas para garantizar que el negocio continúe. Tómate el tiempo para considerar los escenarios “si-entonces” que puedas encontrar.

Por ejemplo, si las autoridades o tu compañía de seguros confiscan tu hardware para realizar una investigación, ¿tiene tu empresa otro sitio con servidores para realizar la recuperación o tu plan puede utilizar recursos basados ​​en la nube? ¿Cómo transferirá los datos a esta ubicación y cuáles son las relaciones tiempo-costo esperadas en estas opciones?

Compromiso: el campo de batalla cibernético desatado

En medio de un ataque, el tiempo lo es todo en términos de daños, tiempo de recuperación y pérdida de ingresos. La clave para la detección temprana es un buen seguimiento y presentación de informes de la infraestructura. Crear el plan de monitoreo más efectivo es crear niveles de criticidad claros y definidos, cadenas de alerta para las partes interesadas adecuadas y umbrales personalizados para mitigar la fatiga de las alertas.

Detener al enemigo: aislamiento rápido

Cuando suenan las alarmas y se traspasan las murallas digitales, la acción rápida es tu principal defensa. La máxima prioridad es cortar el sistema afectado, ya sea desconectando físicamente los cables de red, apagando las máquinas o cancelando el acceso a la cuenta, cuanto antes mejor. Para detener al enemigo en seco y evitar que el contagio se propague, tener guías de referencia a mano para sistemas dependientes puede hacer que este proceso sea exponencialmente más rápido. Si alguna vez tienes alguna duda sobre si un componente está afectado o no, toma la ruta segura y finaliza el acceso.

Solicita refuerzos: aliados en las trincheras digitales

En la niebla de la guerra cibernética, los aliados son invaluables. Los profesionales y proveedores de seguridad cibernética son tus camaradas en primera línea. Piden refuerzos, aportan la experiencia necesaria para identificar, contener y mitigar los daños causados ​​por el ciberataque. Además de los profesionales de seguridad pagados y los proveedores de suministros, muchas agencias gubernamentales cuentan con recursos de seguridad cibernética que pueden ayudar a brindar orientación y, a veces, claves de ransomware para recuperar sus datos lo antes posible.

Haz una pausa antes de reconstruir: un reagrupamiento táctico

Tras un ciberataque, el instinto de reconstruir rápidamente es fuerte; sin embargo, la paciencia es tu mayor aliada. Antes de reconstruir, debes analizar cómo un ataque pudo ingresar a tu entorno para evitar una reinfección inmediata. Una vez que selles las grietas en tus defensas, podrás comenzar el proceso, ciertamente tedioso, de reanudar las operaciones comerciales.

Triunfo: resurgir de las cenizas digitales

En este punto, has sobrevivido a la tormenta y es hora de comenzar a pasar de los elementos de «mitigación» y «alerta» de tu plan de continuidad del negocio hacia los aspectos de «recuperación y reanudación» para poner en funcionamiento las máquinas de misión crítica. Ten en cuenta que la mayoría de los ataques son más sofisticados y ejecutan esquemas de varios niveles. Sospecha siempre de todo, especialmente si te parece fácil de aislar y eliminar. Muchos ataques no solo tienen como objetivo acciones maliciosas, sino que también realizan un reconocimiento de los datos de la empresa para vender kits de ataque a futuros atacantes.

Informa al mando: transparencia en el liderazgo

Después del ataque, se espera que los líderes busquen respuestas, a menudo antes de que los equipos tácticos hayan terminado de recuperarse o tengan respuestas completas sobre la causalidad. La transparencia y la honestidad en la comunicación ayudan a suavizar fricciones innecesarias. Informar a la gerencia sobre el cronograma esperado de recuperación, costes potenciales y cualquier obligación legal o regulatoria. Gestionar sus expectativas les permite tomar decisiones informadas en el panorama posterior al ataque.

Restaurar metódicamente: recuperación táctica

La parte más importante de la recuperación es garantizar que tus esfuerzos de recuperación no reinfecten tu entorno, provocando así un tiempo de inactividad prolongado innecesario. Muchos ataques incorporarán hacks inactivos durante largos períodos de tiempo antes de causar un daño real. Dependiendo del código malicioso, esto podría ser desde horas hasta un mes de gestación o tiempo de «acecho». Esto significa que los datos deben examinarse tanto en busca de integridad como de código malicioso inactivo. Antes de restaurar datos directamente a producción, utiliza un enfoque de restauración por etapas para escanear y limpiar primero los puntos de recuperación, mitigando la posibilidad de que tu entorno vuelva a verse comprometido.

Reforzar las fortalezas: fortalecer la defensa

En la fase posterior al ataque, es imperativa una evaluación meticulosa de los repositorios y las configuraciones de la red. No existe una fórmula mágica que garantice que se hayan eliminado todos los códigos maliciosos y se hayan cerrado todas las puertas traseras. Tómate este tiempo para reforzar los controles de acceso, realizar auditorías exhaustivas de los repositorios que albergan datos confidenciales e implementar medidas de seguridad mejoradas para garantizar que no se pierda nada.

Triunfo después: aprender del campo de batalla digital

Informa a las tropas: análisis posterior a la batalla

Es hora de convocar a los líderes de todos los departamentos. Realiza un análisis post mortem exhaustivo para transmitir las crónicas del ataque. Recibe comentarios sobre los puntos críticos. ¿Qué funcionó bien? ¿Qué falló? Los conocimientos obtenidos de este análisis forman la base para perfeccionar tu estrategia de seguridad digital.

Mantengamos un ojo atento: vigilancia eterna

En el ámbito de la seguridad cibernética, la guerra nunca termina realmente. Surgen nuevas amenazas, muy parecidas a las tácticas de un adversario astuto. Para mantenerte a la vanguardia, implementa sistemas de monitorización continua y detección de amenazas. Adapta las estrategias de tu empresa, actualiza periódicamente tus planes de respuesta a incidentes y asegúrate de que tu personal conozca bien los últimos protocolos de seguridad.

Entrenar a las masas: un ejército bien preparado

Un empleado bien capacitado es tu mayor activo en la guerra cibernética. Conviértelos en compañeros de lucha educándolos periódicamente sobre las mejores prácticas de seguridad cibernética y los peligros de no seguir directrices en constante evolución. Capacítalos para reconocer intentos de phishing, evitar descargas sospechosas y comprender el panorama de amenazas en constante evolución. Enséñales a denunciar cualquier cosa sospechosa independientemente de si creen que vale la pena dedicarle tiempo a la empresa. Crea un proceso de informes de fácil acceso y ofrece programas incentivados para informar operaciones sospechosas. Tu fuerza laboral es una parte integral de tu defensa y detección temprana de seguridad cibernética.

El triunfo final: dominar el arte de la guerra cibernética

Vale repetir que el campo de batalla digital es implacable y los ciberataques son cada día más sofisticados. Sin embargo, con una preparación intencional, una participación rápida y una recuperación resiliente, las organizaciones pueden adaptarse y mitigar el daño de un ataque. La clave de la victoria reside en la adaptación continua, la vigilancia y el seguimiento inquebrantables y la respuesta rápida. En esta era digital, la supervivencia de tu organización depende de dominar el arte de la guerra cibernética.

Victoria en el frente digital: seguir adelante

Las amenazas cibernéticas son incesantes y ahora es el momento de actuar. Implementa estas estrategias para salvaguardar tu dominio digital. Adquiere un seguro cibernético, elabora un plan sólido de respuesta a incidentes y educa a tu personal.

Principales tendencias y predicciones de ciberseguridad para 2024

A medida que avanzamos en el año 2024, el ámbito de la ciberseguridad está al borde de cambios transformadores. Las amenazas cibernéticas no sólo están aumentando en frecuencia sino que también se están volviendo más sofisticadas, desafiando los paradigmas de seguridad tradicionales. En este panorama digital en rápida evolución, comprender las tendencias futuras es una cuestión de previsión y una necesidad de preparación.

Este artículo tiene como objetivo desentrañar las 10 principales tendencias y predicciones de ciberseguridad para el año. Desde el auge de la IA en la ciberseguridad hasta la creciente importancia de la seguridad móvil, profundizaremos en lo que depara el futuro para este campo crítico.

Tendencias en ciberseguridad

Estas son las principales tendencias en ciberseguridad que debes tener en cuenta este 2024.

El auge de la IA y el aprendizaje automático

En los últimos años se han lanzado grandes modelos de lenguaje y aplicaciones de inteligencia artificial generativa, incluidos GPT-4, Bard, Falcon y Auto-GPT. Estos desarrollos, junto con los algoritmos convencionales de aprendizaje automático, están cambiando el panorama de amenazas y marcando un cambio significativo en las tendencias de ciberseguridad. Por un lado, puede utilizar la IA para mejorar sus ciberdefensas, mientras que, por otro, los ciberdelincuentes también pueden aprovechar la IA para encontrar y explotar vulnerabilidades.

IA en la detección de ciberamenazas

La capacidad de la IA para analizar la actividad de la red en tiempo real puede perfeccionar las respuestas a los ciberataques, lo cual es un avance clave en las tendencias de ciberseguridad. Al realizar un análisis de riesgos continuo, las herramientas de inteligencia artificial pueden detectar automáticamente comportamientos riesgosos de los usuarios e intentos de inicio de sesión inusuales, así como actividad anormal de la red y tráfico sospechoso. Con herramientas autónomas, la IA también puedes detectar y neutralizar de forma proactiva las amenazas a la seguridad.

Ciberataques impulsados ​​por IA

Lamentablemente, los atacantes también utilizan la IA para automatizar los ciberataques. Ejemplos de tales ataques incluyen ataques de phishing automatizados, chatbots maliciosos y el uso de algoritmos de aprendizaje automático adversarios para interrumpir operaciones y envenenar datos. Con la ayuda de la IA, los delincuentes pueden desarrollar malware avanzado y estrategias de ataque sofisticadas. Los malos actores entrenan modelos de IA con datos exfiltrados y utilizan herramientas de IA para analizar datos robados y extraer información confidencial. El malware impulsado por IA facilita que los ciberdelincuentes y piratas informáticos poco sofisticados roben datos con éxito e implementen ataques de ransomware.

Evolución del ransomware

Las tácticas de ransomware han cambiado en la última década, desde el malware de casilleros que impedía a los usuarios acceder a sus sistemas hasta las actuales tácticas de exfiltración y cifrado de datos. Estas tácticas tienen éxito porque es extremadamente difícil, si no imposible, revertir el cifrado sin una clave de descifrado por parte de los piratas informáticos. Incluso entonces, el informe Tendencias de ransomware de 2023 muestra que casi una cuarta parte de las empresas que pagan el rescate aún no recuperan el acceso a sus datos. En general, alrededor del 34% de los datos cifrados no eran recuperables.

Las pérdidas por ransomware para 2023 superaron los mil millones de dólares, lo que subraya la necesidad crítica de adaptación en las tendencias de ciberseguridad.

Los ataques de ransomware tienen éxito porque los piratas informáticos a menudo apuntan y cifran archivos de respaldo, por lo que las víctimas no tienen otra opción que pagar el rescate. Además de cifrar los datos robados, los piratas informáticos también suelen amenazar con revelar información confidencial al público para obligar a realizar pagos. En muchos casos, los pagos se hacían a través del seguro, pero esto es cada vez más caro.

A medida que aumenta la resistencia a realizar pagos, los ciberatacantes están adoptando acciones más agresivas para obligar a las víctimas a pagar un rescate. Al igual que la táctica militante de tierra arrasada, los atacantes acosan a las víctimas y a sus clientes, publican datos robados y llevan a cabo ataques distribuidos de denegación de servicio.

Otra parte de lo que se esconde detrás de los exitosos ataques de ransomware es una tendencia preocupante llamada Ransomware como servicio (RaaS). Este modelo involucra a ciberdelincuentes que proporcionan herramientas e infraestructuras de ransomware a otros actores maliciosos, quienes luego llevan a cabo ataques contra objetivos. La llegada de RaaS destaca la importancia de medidas integrales de ciberseguridad, estrategias proactivas de gestión de riesgos y colaboración entre los sectores público y privado para mitigar el impacto de los ataques de ransomware.

La mejor defensa contra un ataque es una sólida estrategia de prevención de ransomware respaldada por una estrategia de respaldo con copias de seguridad inmutables. Esta estrategia debe incluir:

  • Gestión de identidad y acceso.
  • Fuertes controles de seguridad
  • Educación de los empleados
  • Cifrado de datos
  • Soluciones de copia de seguridad de reglas 3-2-1

Aumento de ciberataques y amenazas a ejecutivos y líderes

Los ciberdelincuentes se dirigen cada vez más a los ejecutivos de empresas. Algunos ataques son maliciosos y buscan dañar la reputación personal y la reputación de la organización. Otros pretenden obtener acceso a información confidencial, como datos financieros, propiedad intelectual y activos corporativos.

En algunos casos, los delincuentes intentan robar credenciales de ejecutivos o engañar a los ejecutivos para que realicen transferencias financieras fraudulentas y no autorizadas. El impacto de los ciberataques exitosos en la alta dirección incluye la interrupción del negocio, el tiempo de inactividad de la planta y el robo de datos confidenciales. Los piratas informáticos patrocinados por el Estado que intentan chantajear a los ejecutivos y robar secretos comerciales son otra tendencia preocupante. A veces, estos ciberdelincuentes buscan explotar a los empleados descontentos utilizando sus credenciales para robar y cifrar datos.

Desafíos de seguridad del Internet de las cosas (IoT)

El término IoT se aplica a cualquier dispositivo electrónico o sensor con Wi-Fi o capacidades inalámbricas. Los dispositivos de IoT, como sensores remotos en fábricas y electrodomésticos, dispositivos portátiles y equipos habilitados para Wi-Fi, se comunican de forma autónoma con las redes de datos. Según Statista, en 2023 había más de 15 mil millones de dispositivos IoT en todo el mundo y se espera que esta cifra se duplique para 2030.

La seguridad de los dispositivos IoT existentes es una preocupación importante. Tienen procesadores relativamente pequeños y capacidades de seguridad y almacenamiento limitadas y, si bien muchos son fáciles de piratear, no son fáciles de proteger.

Las certificaciones de seguridad obligatorias para dispositivos nuevos, el cifrado y los protocolos de seguridad estandarizados pueden mejorar la seguridad. Sin embargo, estos tendrán que estar impulsados ​​por el cliente, y los usuarios deben tomar decisiones conscientes para emplear únicamente dispositivos de IoT que cumplan con los estándares de seguridad. Técnicas como la informática de punta pueden filtrar información confidencial y aumentar la seguridad general de los dispositivos de IoT.

La implementación de autenticación multifactor y otras técnicas de seguridad garantiza que solo el personal autorizado pueda acceder a los dispositivos IoT. Otras técnicas incluyen el uso de detección de amenazas de IA en flujos de datos de IoT para detectar anomalías y violaciones de seguridad.

Resiliencia de datos de confianza cero

El concepto de Resiliencia de datos de confianza cero se basa en el modelo de madurez de confianza cero de la Agencia de seguridad de infraestructura y ciberseguridad, y los principios consisten en asumir una infracción, verificar explícitamente a los usuarios y utilizar el acceso con menos privilegios. Supera la debilidad fundamental de los modelos perimetrales más tradicionales basados ​​en el acceso al trabajar según el principio de ausencia de perímetro de red. La confianza cero supone que un atacante puede estar presente dentro de la red y requiere que cada usuario y dispositivo sea verificado explícitamente. Los usuarios también tienen acceso suficiente para completar sus tareas únicamente. Esto significa que un usuario no puede moverse lateralmente a través de una red y la red está efectivamente microsegmentada.

La resiliencia de datos de confianza cero extiende este pensamiento a la infraestructura de respaldo de la organización. La infraestructura de respaldo tiene una superficie de ataque inherentemente grande, con acceso de lectura y escritura en todas las aplicaciones de la organización, por lo que los respaldos de una organización son siempre un objetivo principal para los ciberdelincuentes que deben infectar, cifrar o destruir respaldos para exigir con éxito un rescate.

Al implementar la resiliencia de datos de confianza cero, proteges tus procesos de copia de seguridad y recuperación contra ataques y, en caso de una infracción, limita la superficie de ataque y el posible radio de explosión. Al tener copias de seguridad inmutables almacenadas de forma segura lejos de los datos de producción, puedes recuperarte con éxito de un ataque de ransomware.

Claves de acceso y tecnologías sin contraseña

Las contraseñas son el método de autenticación menos seguro disponible. Los piratas informáticos pueden robar contraseñas mediante ataques de fuerza bruta, software de registro de claves, intercepciones de intermediarios e intentos de phishing.

Las alternativas incluyen claves de acceso y tecnologías sin contraseña. Una clave de acceso puede utilizar alguna forma de identificación biométrica, como una huella digital, un escaneo facial o un PIN de bloqueo de pantalla. Con el respaldo de FIDO Alliance, las claves de acceso son resistentes a ataques de phishing y de relleno de credenciales. Una clave de acceso utiliza pares de claves criptográficas generadas entre el dispositivo del usuario y la aplicación. La clave se puede sincronizar automáticamente entre los dispositivos del usuario o restringirse a un único dispositivo específico.

De manera similar, las tecnologías sin contraseña identifican a un usuario mediante el uso de factores de posesión, como datos biométricos, dispositivos registrados, tarjetas de proximidad, tokens USB o enlaces mágicos en un correo electrónico generado a partir de su dirección de correo electrónico.

Las claves de acceso y las tecnologías sin contraseña son formas de técnicas de autenticación multifactor que requieren que los usuarios proporcionen más de una forma única de identificación. Estas tecnologías son más seguras que los métodos de autenticación tradicionales y se están volviendo más comunes. Google, por ejemplo, ha hecho que las claves de acceso estén disponibles en las cuentas de Chrome y Google, así como en los dispositivos Android.

Geopolítica y desinformación

Los Estados-nación han comenzado a utilizar Internet como arma política, lo que supone un avance preocupante en las tendencias de ciberseguridad. Existen varios Estados-nación y se cree que muchos de ellos están en Corea del Norte, China, Irán y Rusia. Normalmente, utilizan los ciberataques para castigar a sus enemigos y obtener ingresos en el extranjero. Uno de los ejemplos más espectaculares fue el ataque NotPetya en 2017, que inicialmente tuvo como objetivo la infraestructura ucraniana y afectó a numerosas organizaciones en todo el mundo, incluida la línea naviera Maersk. El malware se propagó a una velocidad increíble y dañó irreversiblemente los registros de arranque de las computadoras infectadas.

La desinformación es la difusión deliberada de información falsa, como teorías de conspiración, mediante el uso de las redes sociales y otras formas de comunicación. Se utiliza para difundir falsedades, a menudo en apoyo de agendas políticas. La desinformación es un problema importante; especialmente porque sitios de noticias sin escrúpulos repiten historias falsas. A partir de 2022, la revista Security estima que las empresas perderán 78 mil millones de dólares anualmente debido a la desinformación deliberada .

Los gobiernos han respondido con legislación sobre desinformación. En Alemania, la Ley de Aplicación de Redes señala el contenido que se considera ilegal según la ley alemana. Sin embargo, estas leyes pueden considerarse restrictivas y difíciles de hacer cumplir. Muchos ciudadanos creen en la desinformación y consideran los esfuerzos por contenerla una violación de sus derechos.

Tácticas de ingeniería social

La ingeniería social es una técnica que utilizan los piratas informáticos para manipular a las personas para que revelen información confidencial, incluidos detalles de inicio de sesión, PIN y otras credenciales. El proceso comienza con el pretexto, un término utilizado para describir la historia ficticia y el personaje que crea el hacker. Los pretextos crean una historia encubierta que parece factible para la víctima. La portada puede ser un correo electrónico supuestamente del banco de la víctima que parece genuino pero puede identificarse como falso debido a una URL sutilmente diferente. Otras formas de pretexto incluyen hacerse pasar por un alto directivo, un compañero de trabajo o alguien de una organización de confianza. Los piratas informáticos también pueden utilizar herramientas de inteligencia artificial para aumentar la eficacia de estos ataques.

Los ataques de phishing se presentan de muchas formas, entre ellas:

  • Aplicaciones de SMS y mensajería social, como WhatsApp, Telegram y Messenger
  • Correo electrónico
  • Aplicaciones de mensajería corporativa, como Slack, Skype y WeChat
  • Phishing por voz, en el que el atacante se hace pasar por una persona con autoridad, como por ejemplo del departamento de TI o del centro de fraude bancario.

Los intentos de phishing suelen tener éxito porque los atacantes conocen detalles clave del cliente que respaldan sus afirmaciones. Esta información generalmente se compra en la web oscura o fue robada en ataques anteriores.

Al utilizar la IA generativa, la ingeniería social también se ha vuelto más sofisticada y difícil de detectar, por lo que los usuarios deben estar en guardia contra cualquier intento de extraer información confidencial. Las organizaciones deben educar a los usuarios sobre formas de mitigar los ataques de phishing, que incluyen:

  • Dejar archivos adjuntos de correo electrónico desconocidos sin abrir
  • Resistirse a solicitudes de información personal y sensible
  • Minimizar la cantidad de información personal en las redes sociales
  • Evitar ofertas tentadoras
  • Uso de tecnologías de autenticación multifactor, clave de acceso o sin contraseña.

Ciberseguridad de la cadena de suministro

Los ciberataques a la cadena de suministro también son un problema creciente. Estos ataques están dirigidos principalmente a proveedores externos que prestan servicios a la cadena de suministro. La razón detrás de este enfoque es que, si bien las empresas suelen tener una sólida protección de ciberseguridad, no siempre se aplica lo mismo a los proveedores que tienen acceso a la cadena de suministro.

Un ejemplo notable es el ciberataque de SolarWinds en 2020. SolarWinds, un proveedor líder de software de gestión de redes, fue víctima de un sofisticado ataque a la cadena de suministro en el que actores maliciosos comprometieron su mecanismo de actualización de software y afectaron a más de 18.000 clientes.

Los atacantes insertaron una puerta trasera en las actualizaciones de software para la plataforma Orion de SolarWinds, que es ampliamente utilizada por agencias gubernamentales y organizaciones del sector privado para el monitoreo y administración de redes. Como resultado, cientos de miles de clientes de SolarWinds descargaron e instalaron sin saberlo las actualizaciones comprometidas, dando a los atacantes acceso a sus redes.

El ataque a SolarWinds destacó la vulnerabilidad de las cadenas de suministro y subrayó la importancia de contar con medidas sólidas de ciberseguridad en todo el ecosistema de la cadena de suministro.

Otra forma de ataques a la cadena de suministro se produce a través del software de código abierto que se utiliza comúnmente durante el desarrollo del software de la cadena de suministro. En 2020, los investigadores descubrieron el malware Octopus Scanner en un conjunto de repositorios de GitHub que infestaban archivos de proyectos de NetBeans. Los proveedores pueden fortalecer las cadenas de suministro eliminando las superficies de ataque de Internet y utilizando soluciones de seguridad de confianza cero. Estos pueden detener el movimiento lateral y bloquear la propagación de malware.

Se insta a los gerentes de TI que supervisan el software de la cadena de suministro a adaptarse a estas tendencias de ciberseguridad ampliando sus protocolos de seguridad para incluir soluciones de software de proveedores externos, lo que hace que la implementación de medidas de seguridad sea un requisito previo para la integración en la cadena de suministro.

Panorama regulatorio y cumplimiento

Las regulaciones relativas a la ciberseguridad se dividen en una de dos categorías:

  • Normativa de protección de datos
  • Regulaciones de ciberseguridad

Estos requisitos se superponen pero tienen enfoques diferentes. Un factor primordial es que el robo o la divulgación involuntaria de información del consumidor a menudo conlleva sanciones administrativas y financieras de otro tipo.

Las normas de ciberseguridad se diferencian de las normas de protección de datos en que especifican requisitos mínimos de seguridad para productos, software y redes. Ejemplos de estas regulaciones incluyen:

  • La ley de ciberseguridad NIS2 de la UE , implementada en 2023
  • Regulaciones de ciberseguridad del NYDFS de Nueva York
  • El régimen de infraestructura de telecomunicaciones y seguridad de productos del Reino Unido que entrará en vigor en 2024
  • Estándar de seguridad de datos de la industria de tarjetas de pago ( PCI DSS ), que cubre los requisitos de ciberseguridad y protege los datos de los titulares de tarjetas.

La CISA ha identificado 16 sectores de infraestructura críticos cuyos sistemas y redes físicos y virtuales se consideran vitales para Estados Unidos. Esta organización proporciona recursos e información sobre las mejores prácticas de ciberseguridad, incluida la inteligencia artificial, la seguridad cibernética y la identificación de amenazas y robos cibernéticos. El cumplimiento de estas directrices puede ayudar a su organización a cumplirlas.

Conclusión

Según el Foro Económico Mundial, en 2023 se produjo un aumento en el uso de modelos de inteligencia artificial en lenguajes grandes para escribir códigos maliciosos. Las ciberamenazas en 2024 están evolucionando hacia variantes más peligrosas y siniestras. Los ciberdelincuentes están explotando las vulnerabilidades de los dispositivos IoT para penetrar la seguridad organizacional y apoyándose en las vulnerabilidades del software de código abierto y de terceros para atacar el software de la cadena de suministro y piratear los sistemas corporativos. Las tácticas de ingeniería social respaldadas por IA están mejorando para engañar a víctimas desprevenidas. Los malos actores de los Estados-nación también están utilizando la geopolítica para atacar sistemas en países que consideran adversarios, mientras que la desinformación difunde falsedades a nivel nacional e internacional.

Utilizar las últimas tecnologías y hacer de la resiliencia cibernética una alta prioridad puede defender a su organización contra los malos actores. Estos incluyen el uso de redes de confianza cero que requieren autenticación explícita y movimiento lateral limitado, así como claves de acceso y tecnologías sin contraseña para proteger las redes. Es prudente asumir que un hacker determinado puede cifrar y filtrar sus datos con éxito.

Ciberseguros: ¿Qué son los ciber seguros para empresas y por qué son recomendables?

ciberseguro

En esta era digital en la que los ciberataques no hacen más que aumentar y pueden llegar no solo a interrumpir la actividad de una empresa, sino a llevarla a la quiebra, contar con un ciberseguro es clave no solo para reducir los costes económicos y reputacionales de sufrir un ciberataque, sino también para mejorar y reforzar la ciberseguridad de la empresa.

¿Qué son los ciberseguros para empresas?

Los ciberseguros son un tipo de seguro para cubrir los daños causados a la empresa como consecuencia de un ciberataque o incidente de ciberseguridad, así como la responsabilidad derivada por los posibles daños causados a terceros.

También llamados seguros cibernéticos o ciber seguros, funcionan de la misma manera que cualquier otro seguro; la póliza de un ciberseguro cubre tanto los daños propios causados por un incidente cibernético, por ejemplo, las pérdidas causadas por la interrupción de la actividad durante un ataque DDoS, como los daños causados a terceros por este, como puede ser el robo de datos personales y sus consecuencias para la privacidad.

Los ciberseguros, como el ciberseguro de Movistar, surgen como consecuencia de un entorno empresarial cada vez más digitalizado y expuesto a riesgos y amenazas crecientes, así como más regularizado en materia de seguridad de la información, en el que las empresas y autónomos pueden acabar teniendo que afrontar elevados costes económicos derivados de un ciberataque.

¿Por qué contratar un ciber seguro para la empresa?

Existen diferentes razones por las que contratar un ciber seguro para la empresa, pero podemos resumirlas en las dos más importantes:

  • Con empresas y negocios cada vez más digitalizados, la exposición a los ciberataques es cada vez mayor y estos incidentes no solo afectan a las grandes empresas, cualquier pyme y autónomo puede ser el objetivo de un cibercriminal. Ataques DDoS, ransomware, robo de información confidencial, pérdida de información, daños informáticos, etc. Son numerosas las consecuencias negativas que un ciberataque puede tener para cualquier empresa y muchas veces se traducen en pérdidas económicas por la interrupción de la actividad y por otros costes derivados, como las reparaciones o el pago de sanciones.
  • Mayor riesgo y exposición, implica también mayor regulación para «obligar» a empresas y autónomos a implementar medidas de seguridad más eficaces, porque en muchas ocasiones, no tener estas medidas y sufrir un ciberataque que ponga en riesgo información confidencial, la cadena de suministro o determinados servicios e infraestructuras, puede acabar en una importante sanción económica. La Ley de Protección de Datos y la Directiva NIS2 son dos de los máximos exponentes regulatorios.

Contratar un ciberseguro ayudará a la empresa no solo a contrarrestar las consecuencias económicas de sufrir un ciberataque, sino que también contribuirá a cumplir mejor con las regulaciones normativas que les sean de aplicación e implantar medidas de seguridad de la información mucho más adecuadas y eficientes, porque a la hora de contratar un ciberseguro para empresas, tener una política y protocolo de seguridad cibernética funcional en la empresa, será clave para reducir el coste de la póliza.

Una ciberpóliza ayuda, por un lado, a tener una mejor ciberseguridad y ciberresiliencia en la empresa y, por otro lado, a limitar los daños ocasionados por un ciberataque. Además, en muchos casos, las aseguradoras ofrecen asesoramiento y asistencia en la implantación de medidas de seguridad adecuadas a las necesidades de la empresa, indicando qué sistemas y mecanismos son los más ideales para minimizar las posibilidades de sufrir un ciberataque y, sobre todo, minimizar su impacto negativo.

¿Cuáles son las coberturas de un ciberseguro para empresa?

Las coberturas del ciberseguro para empresas pueden variar en función de diferentes factores, como el tipo de actividad de la empresa, el sector al que pertenece, el tipo de información que maneja, su nivel de exposición y riesgo, etc.

En general, la mayoría de ciberpólizas cubren los siguientes daños de primera parte y de terceros:

  • Respuesta al incidente, lo que incluye posibles reparaciones de los sistemas dañados, recuperación ante infecciones de malware e investigación forense del ataque.
  • Pérdidas causadas por la interrupción de la actividad (totales o parciales).
  • Pérdidas derivadas del robo o pérdida de información confidencial, incluidos los costes de notificación a los afectados y, en algunos casos, de los daños causados por ello.
  • Costes legales derivados ante posibles demandas de los afectados por los daños causados en el ciberataque. Hay algunas ciberpólizas que incluyen la representación legal.
  • Costes derivados de la imposición de acciones o sanciones por parte de autoridades de control o regulatorias (por ejemplo, la obligación de realizar una auditoría de seguridad).
  • Costes derivados de la gestión de la reputación y de la recuperación de la imagen de la empresa tras un ciberataque.
  • Pagos de ransomware, aunque esta cobertura está siendo eliminada de muchas ciberpólizas o se incluye como un extra adicional.

¿Qué no cubre un ciberseguro?

Como cualquier otro seguro, hay que tener en cuenta que un ciberseguro también tiene exclusiones, es decir, que hay incidentes y eventos que no quedan cubiertos por la ciberpóliza. Los más habituales son:

  • Ciberataques sufridos antes de contratar la póliza.
  • Infracciones o ataques sufridos por terceros que presten servicios a la empresa y que afecten a sus datos y su actividad.
  • Los ataques e incidentes debidos a amenazas internas, es decir, consecuencia de empleados maliciosos o que no cumplan por descuido o negligencia las políticas de seguridad de la empresa.
  • Los ataques de ingeniería social y sus consecuencias (en concreto, los debidos al phishing y todas sus variantes).
  • Ciberataques que explotan vulnerabilidades conocidas por la empresa y que no se hayan parcheado.
  • Costes derivados de sanciones si la empresa no contaba con los medios para prevenirlos.
  • Los ciberataques patrocinados por un estado, ya que se consideran actos de guerra.
  • Los fallos de red y daños cibernéticos no causados por un ciberataque.

¿Qué tener en cuenta antes de contratar un ciber seguro?

A la hora de contratar un ciber seguro para la empresa hay que tener en cuenta no solo las coberturas y precios que ofrece cada ciberpóliza, sino también conocer la situación de partida de nuestra empresa en materia de ciberseguridad, en concreto debemos tener en consideración:

  • La actividad de la empresa.
  • Los equipos informáticos, tanto los propios como los de carácter personal que se permite usar a los empleados (dispositivo BYOD).
  • El tipo de información que maneja la empresa, su grado de confidencialidad y las regulaciones que son de aplicación.
  • Las políticas de seguridad de la información y las medidas de seguridad ya implementadas.
  • El histórico de incidentes cibernéticos sufridos.
  • Los riesgos potenciales a los que está expuesta la empresa.

Esta información te ayudará a contratar el ciberseguro más adecuado para tu empresa.

En definitiva, contratar un ciberseguro ayudará a cualquier empresa a minimizar el impacto económico que supone sufrir un ciberataque, así como a mejorar sus medidas de seguridad cibernética y cumplir con determinadas normativas, como la de protección de datos o la Directiva NIS2.

¿Conoces el nivel de ciberRiesgo de tus empleados en la Era Digital?

zepo ciberseguridad empresas

En la era digital actual, la tecnología ha cambiado drásticamente la forma en que las empresas operan y se comunican. Sin embargo, esta revolución también ha traído consigo un oscuro y persistente desafío: los ciberataques. En un mundo cada vez más conectado, las amenazas cibernéticas se han convertido en una realidad omnipresente que afecta a empresas de todos los tamaños y sectores. En este contexto, surge la necesidad de fortalecer las defensas empresariales y reconocer la importancia de las personas en la ecuación de la ciberseguridad.

Los desafíos de la ciberseguridad en un mundo conectado

Los ciberataques han alcanzado un nivel de sofisticación sin precedentes. Las noticias sobre brechas de seguridad y filtraciones de datos en empresas de renombre inundan los titulares con regularidad y reflejan la magnitud de la amenaza.

Ataques de ransomware que paralizan operaciones, robos de información confidencial o estafas de phishing cada vez más convincentes son solo algunos de los múltiples ejemplos que se dan. La concienciación en ciberseguridad de las empresas se vuelve fundamental para proteger los activos digitales y salvaguardar la confianza de los clientes.

Estos ataques no solo tienen consecuencias económicas, sino que también pueden atacar la reputación de una organización y dañar su posición en el mercado. Es fundamental que los líderes empresariales comprendan que la ciberseguridad ya no es un aspecto secundario o un problema puntual, sino un asunto estratégico que requiere atención y acción en todos los niveles de la organización.

Vulnerabilidad Humana: El empleado, el eslabón más débil de la cadena

A pesar de la inversión en tecnologías avanzadas de seguridad, los ciberdelincuentes siguen encontrando formas de saltar todos los mecanismos de defensa que las organizaciones utilizan en el mundo digital.

Uno de los puntos más débiles en temas de seguridad cibernética es el factor humano. Los ataques de ingeniería social dirigidos a las personas continúan siendo una táctica efectiva para los ciberdelincuentes (más del 90% de los ciberataques comienzan con un fallo humano).

A menudo, son los propios empleados quienes se convierten en la puerta de entrada involuntaria para los ciberdelincuentes. La falta de formación y concienciación en ciberseguridad puede llevar a errores costosos, como descargar archivos maliciosos o proporcionar información confidencial.

La educación en ciberseguridad debe ser una prioridad para todas las empresas. El empoderamiento de los empleados es clave para la construcción de un firewall humano que sea capaz de identificar y reportar posibles amenazas para así marcar la diferencia a la hora de crear una defensa sólida ante los ciberataques.

Creando una cultura de ciberseguridad en la organización

Una prevención efectiva de ciberataques no solo se consigue con medios tecnológicos, sino que requiere crear y fomentar una cultura de ciberseguridad en la organización.

Un requisito fundamental es que las empresas inviertan en programas de simulación y formación en ciberseguridad que faciliten la tarea de abordar diferentes problemáticas relacionadas con las vulnerabilidades informáticas y que permitan una segmentación muy específica entre los distintos tipos de empleados, personalizando al máximo sus competencias según el área o campo al que pertenezcan. La concienciación en ciberseguridad no debe ser un evento único, sino un proceso continuo de aprendizaje para mantenerse al día con las últimas amenazas y tendencias, aprovechando metodologías como el Learning by Doing.

Además, es esencial fomentar un clima de transparencia en el que el empleado se sienta seguro al informar acerca de incidentes o sospechas de ciberataques. La colaboración entre departamentos y la implementación de políticas de seguridad cibernética eficaces pueden contribuir a un entorno empresarial más resistente a las amenazas digitales para asegurar el bienestar cibernético de los empleados.

Zepo: La solución integral para la ciberseguridad empresarial

En este desafiante escenario, podemos destacar a Zepo como una herramienta líder en ciberseguridad para empresas. Zepo, creada por profesionales de la educación y desarrollada por expertos en ciberseguridad, es una plataforma intuitiva y fácil de usar que permite lanzar simulaciones de ciberataques automatizados y personalizables, de forma que las empresas puedan poner a prueba la preparación de sus empleados frente a ciberataques.

Automatiza la creación de escenarios de ingeniería social de forma sencilla

Zepo ofrece escenarios de ingeniería social altamente personalizados en función del tipo de organización y de las necesidades de cada empleado. Esta simulación ayuda a las empresas a identificar áreas de mejora y a fortalecer las defensas contra los ataques reales. Además, permite exponer a los empleados ante situaciones reales simuladas para aprender a gestionarlas.

Forma a tus empleados

La plataforma de Zepo automatiza el proceso de formación gracias a una tecnología propia que permite ofrecer cursos adaptados a las necesidades de cada empleado. De esta manera, los empleados pueden adquirir los conocimientos necesarios en ciberseguridad de una manera amena y efectiva.

Monitoriza el progreso de tu organización

Con Zepo, las empresas pueden obtener una visión real del nivel de vulnerabilidad tanto a nivel de organización, como de departamento y de empleado. Esto permite tomar decisiones objetivas basadas en datos reales de la organización para mejorar la seguridad en áreas específicas. Además, Zepo permite gestionar de forma automática el proceso de control de seguimiento y cumplimiento de la formación.

En resumen, la creciente ola de ciberataques a nivel mundial supone una llamada de atención para las empresas. La ciberseguridad ya no puede ser subestimada ni delegada únicamente a equipos de tecnología.

Reconocer a las personas como el eslabón más débil en esta cadena y comprometerse a educar y concienciar a los empleados son pasos cruciales para mitigar los riesgos y fortalecer las defensas cibernéticas de las organizaciones en un mundo digital cada vez más peligroso. Esto contribuirá positivamente a fomentar el bienestar cibernético de los empleados y de las empresas.

5 razones para estudiar un máster en ciberseguridad online

razones para estudiar máster de ciberseguridad online

La ciberseguridad es cada vez más relevante para empresas, instituciones y organismos públicos y usuarios particulares. Con una demanda cada vez mayor de perfiles profesionales especializados en la materia, estudiar un máster en ciberseguridad online es una de las mejores formas de especializarse en un ámbito con una amplia variedad de salidas profesionales.

¿Por qué estudiar un máster en ciberseguridad online en la Universidad Isabel I?

En la actualidad, ninguna entidad está exenta de sufrir un ciberataque o incidente de seguridad, eventos cuyas consecuencias para las organizaciones son tanto económicas (costes derivados de sanciones y de los daños sufridos) como reputacionales (pérdida de confianza de clientes y usuarios). Prevenir estos incidentes se ha convertido en un elemento clave para muchas empresas y organizaciones, lo que ha convertido a la ciberseguridad en una necesidad ineludible para ellas.

Esto a su vez ha hecho que los perfiles profesionales especializados en esta materia sean cada vez más demandados y que hayan aumentado considerablemente el número de salidas profesionales en ciberseguridad. Pero las salidas profesionales son solo una de las cinco razones de por qué estudiar ciberseguridad a través de un máster online es una de las mejores opciones para tu desarrollo y crecimiento profesional.

Aparte de poder estudiar desde casa, el máster de ciberseguridad online ofrece una formación en ciberseguridad completa y práctica, con la que obtendrás los conocimientos necesarios para desempeñar una profesión que no deja de crecer día a día para poder hacer frente a todo tipo de ciberamenazas y conseguir el objetivo principal de mantener la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la información, algo que no solo es muy necesario, sino también imprescindible tanto en grandes empresas como en pymes.

Mayor especialización

El máster en ciberseguridad online está pensado para estudiantes de informática y otras formaciones profesionales relacionadas, así como para personas con conocimientos informáticos suficientes para poder realizar esta formación, que quieran especializarse en seguridad de la información y poder poner sus conocimientos y experiencia al servicio de cualquier tipo de organización pública o privada o de usuarios particulares, para prevenir ciberataques y robos o pérdidas de información confidencial, así como daños a equipos, dispositivos e infraestructuras informáticas.

Gracias a la formación específica impartida en el máster en ciberseguridad online, obtendrás conocimientos y capacidades específicas en ciberseguridad, completamente actualizados y con un desempeño práctico desde el principio, de manera que podrás especializarte en una de las materias más demandadas profesionalmente y con una gran proyección de futuro.

Desde ciberseguridad industrial a ciberseguridad móvil, pasando por biometría, criptografía, informática forense y hacking ético, con el máster en ciberseguridad online podrás prepararte para desempeñar cualquier puesto de trabajo relacionado con la seguridad de la información, la prevención, detección y mitigación de ciberamenazas y la formación y asesoramiento sobre la materia.

Perfil profesional muy demandado

Cómo decíamos, la ciberseguridad en las empresas y otras organizaciones es cada vez más importante y esencial, lo que ha convertido a los expertos en ciberseguridad en uno los perfiles profesionales cada vez más demandados, de hecho, estadísticas recientes sobre ciberseguridad nos dicen que aún se está lejos de poder cubrir todos los puestos especializados en ciberseguridad que sería necesario en empresas y organizaciones.

Por lo tanto, cursar el máster en ciberseguridad online es garantía de encontrar un puesto de trabajo con relativa facilidad una vez finalizados los estudios y las prácticas.

Diferentes salidas profesionales en ciberseguridad

Cómo decíamos, estudiar el máster en ciberseguridad online te preparará para poder optar a un amplio abanico de salidas profesionales, porque son muchos los puestos que requieren una formación específica en ciberseguridad, algunos incluso no tienen por qué ser específicamente técnicos, sino que también podrás optar a puestos donde contar con una formación especializada en ciberseguridad te hará destacar frente a otros candidatos (por ejemplo, en puestos relacionados con protección de datos, donde podrás desempeñar el puesto del delegado de protección de datos).

Así, entre las salidas profesionales que encontrarás tras cursar el máster en ciberseguridad online, tienes puestos como:

  • Administrador de seguridad de sistemas y redes.
  • Arquitecto de sistemas de seguridad.
  • Ingeniero de control de ciberseguridad.
  • Arquitecto de análisis de riesgos.
  • Gestor de protección de datos.
  • Consultor de seguridad y hacking ético.
  • Analista de informática forense
  • Perito judicial tecnológico.
  • Ingeniero de ventas de ciberseguridad.
  • Especialista en respuesta ante incidentes.

Salarios

Si bien la vocación suele ser una de las principales razones para cursar unos determinados estudios, el salario, junto a las salidas profesionales, es otra razón igual de importante.

El salario medio para los profesionales especializados en ciberseguridad en España oscila entre los 30.000 y los 60.000 anuales (dependiendo de la experiencia, la antigüedad y el cargo ocupado). Un salario muy por encima de la media salarial actual.

Amplias posibilidades de desarrollo profesional

Cursar el máster en ciberseguridad online no solo te abrirá las puertas a una amplia variedad de puestos profesionales, sino que también te permitirá desarrollar una carrera profesional con bastante proyección de futuro, no solo porque la ciberseguridad va a seguir cobrando cada vez mayor relevancia como consecuencia de un mundo cada vez más digitalizado y dependiente de internet, sino porque también es una profesión en la que podrás evolucionar y seguir avanzando y creciendo.

La escasez de expertos en ciberseguridad no solo te permite entrar con más facilidad en el mercado laboral, sino que también encontrarás grandes oportunidades para crecer dentro de las propias organizaciones; podrás empezar desde cualquier nivel y escalar puestos hasta convertirte en el CISO (director de seguridad de la información) o el RSI (responsable de seguridad de la información) de la organización o el ya mencionado delegado de protección de datos.

La importancia de la ciberseguridad

La ciberseguridad cada vez es más importante y crucial para empresas y otras organizaciones, tanto públicas como privadas, el número de ciberataques y ciberamenazas no deja de crecer y los escenarios son cada vez más complejos. Formarse en ciberseguridad a través del máster en ciberseguridad online es la mejor forma de prepararse para los retos que presenta esta materia, encontrar un empleo cualificado, altamente demandado y en el que podrás desarrollar tu carrera profesional.

Cualquier empresa que quiera evitar las pérdidas y costes derivados de sufrir un incidente de seguridad, sea este involuntario o causado por un ciberataque, debe contar con un profesional especializado en ciberseguridad en su plantilla o contratar los servicios de un consultor externo, ya que es la mejor forma de prevenir y evitar problemas graves relacionados con la seguridad de la información. Y esto es algo que en el futuro irá a más; la ciberseguridad es algo que las empresas ya no pueden ignorar.

Por lo que, en conclusión, la pregunta no es por qué estudiar ciberseguridad, sino por qué no formarte en una profesión con un futuro prometedor gracias al máster en ciberseguridad online.

Los ciberdelitos no dejan de aumentar

aumento de los ciberdelitos

El desarrollo de internet ha ofrecido innumerables ventajas a la humanidad, pero también ciertos riesgos. El entorno online ha sido el escenario propicio para la aparición de nuevos tipos de delitos que pueden suponer un enorme riesgo para los usuarios. Los ciberdelincuentes, hackers o piratas informáticos siempre están buscando nuevas maneras de conseguir sus propósitos ilícitos, aprovechándose de la falta de conocimiento o la ingenuidad de muchos usuarios.

La mejor manera de prevenir los ciberdelitos es contar con los conocimientos y herramientas adecuadas para no caer en las trampas que ponen los ciberdelincuentes. Sin embargo, en ocasiones toda precaución es poca y nadie está libre de las garras de los piratas informáticos. Si ya has sido víctima de algún ciberdelincuente, entonces necesitas un abogado penalista.

¿Qué es un ciberdelito?

Un ciberdelito es aquel delito que es cometido por un ciberdelincuente en el espacio digital mediante el uso de métodos informáticos.

En un principio, estos ciberdelitos se basaban en la difusión de virus o malware que ocasionaban grandes perjuicios a los equipos informáticos. Sin embargo, con el paso de los años los delitos informáticos se han ido diversificando y en la actualidad pueden adoptar numerosas formas y tener intenciones muy diversas.

A las personas que realizan este tipo de delitos se les suelen llamar hackers, pero en realidad el término «hacker» no tiene por qué hacer referencia a personas relacionadas con los ciberdelitos. En realidad, sería más apropiado llamarles ciberdelincuentes o piratas informáticos.

Pero, ¿cuáles son los ciberdelitos más frecuentes hoy en día y en los que es más fácil caer?

¿Cuáles son los ciberdelitos más comunes en internet?

Uno de los grandes problemas de la seguridad informática es la gran rapidez con la que evolucionan los métodos empleados por los ciberdelincuentes. Por ello, no resulta extraño que muchos usuarios sigan cayendo en alguna de estas trampas.

Estafas y fraudes

Las estafas online están a la orden del día. Los ciberdelincuentes buscan robar las cuentas bancarias de sus víctimas o engañarles para que les paguen determinadas cantidades de dinero. A este tipo de estafas online se les suele llamar scam, y son unas de las más frecuentes en la red.

Robo y suplantación de identidad

El phishing o suplantación de identidad también es otro de los delitos que más han aumentado en los últimos años. Los ciberdelincuentes buscan conocer los datos personales o las credenciales de la víctima para hacerse pasar por ella. La suplantación de identidad es muy peligrosa ya que se suele usar con fines maliciosos, como acceder a cuentas bancarias, hacer contratos a nombre de la víctima, etc.

Revelación de secretos

Uno de los ciberdelitos de los que suelen ser víctima las empresas es la revelación de información confidencial. Los piratas informáticos se cuelan en los equipos de las empresas para conocer información secreta y revelarla a otros a cambio de dinero. Aunque son las organizaciones quienes suelen ser el objetivo de estos delitos online, las personas físicas también pueden ser víctima de los mismos, por ejemplo cuando se utiliza información personal privada para causar un perjuicio o menoscabar el honor o la intimidad de la persona.

Ciberacoso y amenazas

Con la creciente popularidad de las redes sociales han aumentado enormemente los casos de ciberacoso. Las formas que puede adoptar este tipo de delito son numerosas, siendo las más frecuentes el acoso sexual o la sextorsión. Las víctimas más habituales de este tipo de delitos en internet suelen ser menores de edad y adolescentes.

Pornografía infantil

En ocasiones, los delitos sexuales en internet pueden ir un paso más allá y llegar a la pornografía sexual, que consiste en la difusión de contenidos de índole sexual en internet, muchas veces bajo coacción o sin el conocimiento de la víctima. Esto es especialmente grave cuando se trata de menores de edad

Ataques informáticos

Virus, troyanos, ransomware, spyware, bombas lógicas, ataques de denegación de servicio, gusanos informáticos… Los ataques informáticos han adoptado numerosas formas con el avance de las tecnologías, y son cada vez más difíciles de detectar. El objetivo suele ser controlar el equipo del usuario con diferentes objetivos: robo de datos, solicitar dinero para devolver el control del equipo, o incluso «tirar» toda la infraestructura informática de la víctima.

Contra la propiedad intelectual

Por último, los delitos contra la propiedad intelectual también han aumentado mucho debido a la dificultad para rastrear este tipo de propiedades en internet. El uso o apropiación indebida de documentos, archivos, textos, imágenes, vídeos o contenido de cualquier índole está a la orden del día y, lo peor de todo, en muchas ocasiones quedan impunes.

¿Víctima de ciberdelito? Contrata un abogado penalista

Es frecuente ver cómo las víctimas de ciberdelitos no saben qué hacer o a quién acudir. Sin embargo, la respuesta es sencilla. Los primero es acudir a la Guardia Civil o la Policía y contratar a un abogado penalista que te ayude a la hora de llevar el proceso judicial.

Los abogados penalista especialistas en ciberdelitos son la mejor opción de la hora de defender a las víctimas de este tipo de actividades malintencionadas:

  • Delitos contra la confidencialidad, la integridad y la disposición de los datos y sistemas informáticos: acceso ilícito a un sistema, interceptación ilícita de datos e interferencia en el funcionamiento de un sistema informático.
  • Delitos informáticos: falsificación informática de datos y fraude informático.
  • Delitos relacionados con el contenido: producción, oferta, difusión, adquisición de contenidos de pornografía infantil.
  • Delitos relacionados con infracciones de la propiedad intelectual y derechos afines.
  • Ciberdelitos de clase 1 y 2, phishing, hacking, malware y ransomware.

Así que, si por desgracia has sido víctima de algún delito en internet, que sepas que la solución a tus problemas está al alcance de la mano y pasa por contratar a un buen abogado penalista especializado en ciberdelitos.

10 consejos para mejorar la seguridad de tu WordPress

mejorar seguridad en wordpress

¿Tienes un blog personal, una página web corporativa o una tienda online en WordPress? En ese caso, este artículo te interesa. En él te damos una serie de consejos y recomendaciones para mejorar la seguridad de tu WordPress y evitar que tu sitio web sea víctima de los ciberdelincuentes.

Los 10 mejores consejos de seguridad para WordPress

WordPress es el creador de contenido online más utilizado del mundo por su sencillez de uso y por las grandes posibilidades que ofrece gracias a su versatilidad. Aunque es una plataforma que se actualiza constantemente e incluye cada cierto tiempo nuevos parches de seguridad, eso no quiere decir que sea una herramienta totalmente segura. Por eso, nunca está de más tomar precauciones para garantizar la seguridad en WordPress.

Elige un hosting de confianza

WordPress ofrece su propio servicio de hosting, pero si quieres elegir otra empresa para alojar tu web, has de tener en cuenta que debe ser un hosting confiable.

Existen muchos servicios de alojamiento a precios muy reducidos, pero que ofrecen servidores compartidos, de poca calidad o con nulo soporte técnico. Lo mejor es optar por un hosting de alta calidad que cuente con servidores dedicados y que ofrezca soporte de seguridad al usuario.

Otra opción es instalar WordPress en servidor local, para acostumbrarse a la interfaz y funcionalidades de la plataforma antes de poner la web online. Existen diversas herramientas para ello, como XAMPP.

Usa la verificación en dos pasos

Una de las nuevas exigencias en materia de protección de datos es usar la autenticación de dos factores. Con este nuevo método, cualquier persona que quiera acceder a tu WordPress deberá introducir su usuario y contraseña, pero además tendrá que confirmar su identidad a través de un código recibido por SMS o email.

Instala el certificado SSL

El certificado SSL o Secure Sockets Layer permite que los paquetes de datos entre la página web y el servidor viajen de manera segura. Esto es especialmente importante cuando los usuarios tengan que introducir datos personales, por ejemplo a la hora de realizar compras online.

Distinguirás a las páginas que tienen instalado este certificado porque su url empieza por https:// en lugar de http://.

Cuidado con los plugins

Los plugins de WordPress pueden llegar a ser muy útiles por las múltiples funcionalidades que pueden aportar a tu página web. Sin embargo, también hay que tener cuidado con ellos.

Saturar la página de plugins puede hacer que la web tarde mucho más en cargar, lo que repercute negativamente en su posicionamiento en Google. Por otro lado, hay que evitar descargar plugins desactualizados o de editores poco confiables y desconocidos.

Del mismo modo, revisa periódicamente los plugins que tengas instalados. Actualiza los que estén desfasados y elimina aquellos que ya no utilices.

Haz copias de seguridad

Hacer copias de seguridad es básico para garantizar que no pierdes la información en caso de que se produzca un fallo de seguridad. En este caso, no se trata de un consejo de seguridad destinado a prevenir, sino a minimizar los daños en caso de que se produzca una brecha de seguridad.

Existen proveedores de hosting que realizan copias de seguridad de forma automática, por eso ya te hemos comentado que siempre es mejor elegir un servicio de alojamiento de calidad.

Cambia la URL de inicio de sesión

Por defecto, WordPress utiliza una url de inicio de sesión como la siguiente: http: //mipaginaweb.com/wp-admin. Los atacantes suelen usar programas  llamados GWDb que introducen nombres de usuario y contraseñas al azar, hasta que consiguen dar con la clave. Sin embargo, cambiando la url de inicio de sesión te proteges contra este tipo de prácticas. Para hacerlo puedes recurrir a herramientas como iThemes.

Protege el archivo wp-config.php

El archivo wp-config.php es uno de los más importantes de tu web ya que contiene la información sobre la instalación de WordPress. Para proteger este archivo simplemente has de colocarlo en un lugar jerárquico más alto en tu directorio raíz. El archivo seguirá ahí y continuará siendo funcional y visible para ti, pero no para los hackers.

Vigila permisos y credenciales de acceso

Otro de los principales consejos de seguridad para tu WordPress es utilizar contraseñas seguras que consten de una serie de caracteres alfanuméricos elegidos al azar. También hay que elegir nombres de usuario seguros, evitando el típico «Admin» o similares.

Por otro lado, hay que otorgar los permisos necesarios a cada usuario, en función de si se trata de super administradores, administradores, editores, autores, colaboradores o suscriptores.

Evita el spam

Otro consejo de seguridad para tu WordPress es filtrar los comentarios spam. Estos no solo resultan molestos y perjudiciales para el posicionamiento SEO, sino que también pueden suponer un riesgo de seguridad para los usuarios. Imagina que un usuario pincha (voluntaria o accidentalmente) en un enlace de un comentario spam que le descarga un virus en su equipo. No pensaría que tu página web es un sitio seguro, ¿verdad?

Usa herramientas anti malware

Existen numerosas herramientas anti malware o anti spyware en el mercado que permiten analizar tu página en busca de software malicioso. Es recomendable usar estas herramientas de forma periódica para comprobar que tu web está libre de virus y, en caso de que exista algún tipo de malware, poder eliminarlo a tiempo.

En definitiva, estos son algunos de los mejores consejos de seguridad para WordPress que debes poner en práctica en tu página web. No olvides que internet puede ser un lugar maravilloso pero que también esconde amenazas ocultas que pueden acarrear graves consecuencias, por lo que toda precaución siempre es poca.

Cómo asegurar la protección de tu sitio web

consejos para proteger tu pagina web

Hoy en día crear una página web es muy sencillo y se puede hacer en cuestión de minutos. Sin embargo, todavía existen muchos usuarios que ignoran los riesgos que existen en la red y que pueden poner en peligro no solo su web, sino incluso su propia intimidad y la de sus visitantes. Por eso, en este artículo te damos una serie de recomendaciones para asegurar la protección de tu sitio web.

7 consejos para proteger tu página web

¿Te gustaría tener tu propio blog personal o una tienda online? Entonces, debes saber que existen una serie de consejos que debes llevar a cabo para tener un web seguro. No te preocupes, a continuación te damos unas pautas que debes seguir sí o sí.

Elegir un hosting confiable

Existen numerosas empresas, sobre todo extranjeras, que ofrecen servicios de alojamiento a precios muy bajos. Sin embargo, suele tratarse de hosting compartidos, de baja calidad o que ofrecen un nulo soporte a sus usuarios en caso de que se produzca una brecha de seguridad. Por eso, antes de elegir un hosting debes asegurarte de que es  confiable y que tiene una probada reputación.

Usar certificado SSL

Los certificados SSL o Secure Sockets Layer permiten que la información entre la web y el servidor viaje de forma segura. Esto es fundamental a la hora de hacer transacciones de información en la red. Puedes distinguir a las webs que cuentan con estos certificados porque la dirección web empieza con https:// en vez de http://.

No usar demasiados plugins

Los plugins pueden ser muy útiles a la hora de incorporar nuevas funcionalidades a la página web. Sin embargo, también cuentan con algunos inconvenientes. Por un lado, saturar la web de plugins puede repercutir negativamente en la velocidad de carga de la página, y por ende, en su posicionamiento SEO. Además, los plugins pueden ser una puerta de entrada a virus y malware, sobre todo aquellos que están desactualizados o que provienen de editores desconocidos.

Gestionar correctamente permisos y accesos

Es imprescindible crear contraseñas de acceso fuertes y que no sean fácilmente descifrables para los atacantes. Lo mismo sucede con los nombres de usuario. Por ejemplo, hay que evitar poner como nombre de usuario «Admin» o similares.  Asimismo, se deben gestionar correctamente los accesos a la web, otorgando los permisos necesarios en caso de que se trate de usuarios, editores o administradores.

Escanear la web en busca de malware

Existen diversas herramientas que permiten escanear una página web en busca de algún tipo de amenaza. Usar este tipo de software es fundamental para detectar si un atacante ha instalado algún tipo de software malicioso en nuestra web con el objetivo de robar información o de hacerse con el control de la misma.

Eliminar los comentarios spam

Los comentarios spam no solo son muy molestos, sino que pueden suponer un riesgo para la seguridad, no tanto de la propia página web, sino de los usuarios que la visitan. Imagina que un usuario pincha en un enlace spam de un comentario, que le descarga un virus en su ordenador. ¿Qué imagen daría tu página web si esto ocurriese?

Hacer copias de seguridad periódicas

Por último, no debes olvidarte de realizar copias de seguridad de tu página web cada cierto tiempo. Gracias a ello podrás tener la información a salvo en caso de que se produzca alguna brecha de seguridad. Hoy en día existen empresas con planes de hosting que realizan copias de seguridad automáticas y que incluso te avisan si se ha producido algún ataque o un acceso sospechoso.

En resumen, estas son algunas de las recomendaciones para proteger tu página web. Y recuerda, en internet toda precaución es poca.

La ciberseguridad en 2021

ciberseguridad

Gracias a los estándares tecnológicos en constante desarrollo, la ciberseguridad se ha convertido en la prioridad número uno para las empresas y las personas en todas partes. Los atacantes de la red se esfuerzan constantemente por socavar la protección de los datos personales y de la empresa, por lo que es más difícil que nunca para las personas mantenerse seguras.

El papel vital que desempeña la ciberseguridad en la protección de nuestra privacidad, derechos, libertades, incluida nuestra seguridad física, será más prominente que nunca durante 2021.

Cada vez más nuestra infraestructura vital se encuentra en línea y vulnerable a ataques digitales. Las infracciones relacionadas con la filtración de información personal son cada vez más frecuentes y más grandes, y hay una creciente conciencia de la interferencia política y los ataques cibernéticos sancionados por el estado.

La importancia de la ciberseguridad es, sin duda, una cuestión cada vez mayor de interés público.

Se están produciendo cambios con la entrada en la nueva década, y 2021 podría tener más desafíos de ciberseguridad para las empresas.

Entonces, ¿cuáles son algunas de estas amenazas cibernéticas potenciales y cómo pueden las empresas prepararse para ellas?

Tendencias en Ciberseguridad en 2021

Confiamos en la tecnología para resolver muchos de los problemas que enfrentamos, tanto a escala global como personal.

Desde teléfonos inteligentes y asistentes personales de IA hasta viajes espaciales, curar el cáncer y abordar el cambio climático. Pero a medida que el mundo se conecta cada vez más, las oportunidades para que los malos se aprovechen con fines de lucro o con fines políticos aumenta inevitablemente.

Aquí analizaremos la predicción anual de los eventos que creo impactarán el panorama de ciberseguridad en este año. Tratemos de imaginar qué amenazas y malos actores influirán en la arena cibernética en los próximos 12 meses.

1. Mayor importancia de la Inteligencia artificial (IA)

La inteligencia artificial (IA) desempeñará un papel cada vez más importante tanto en ciberataque como en defensa.

La IA es la nueva carrera armamentista, pero a diferencia de las carreras armamentistas anteriores, cualquiera puede involucrarse. No hay necesidad del tipo de recursos que anteriormente solo estaban disponibles para los gobiernos.

Esto significa que si bien la IA está siendo investigada y desarrollada, sin duda, como un medio para paralizar la infraestructura civil y de defensa de un estado enemigo durante la guerra, también es fácilmente desplegable por bandas criminales y organizaciones terroristas.

Entonces, más que entre naciones, la carrera de hoy es entre hackers, crackers, phishers y ladrones de datos, y los expertos en ciberseguridad cuyo trabajo es abordar esas amenazas antes de que nos causen daño.

Del mismo modo que la IA puede «aprender» a detectar patrones de coincidencia o comportamiento que pueden indicar un intento de ataque, también puede aprender a adaptarse para disfrazar el mismo comportamiento y atravesar nuestras defensas.

Este desarrollo paralelo de capacidades ofensivas y defensivas se convertirá en un tema cada vez más presente a medida que los sistemas de IA se vuelvan más complejos y, lo que es más importante, más disponibles y más fáciles de implementar.

Todo, desde el correo electrónico no deseado, intenta engañarnos para que revelemos los detalles de nuestra tarjeta de crédito. Hasta los ataques de denegación de servicio diseñados para deshabilitar la infraestructura crítica, crecerán en frecuencia y sofisticación.

Por otro lado, la tecnología que nos hace víctimas, como los algoritmos de seguridad de aprendizaje profundo, la automatización de sistemas que son vulnerables a errores humanos y la protección de identidad biométrica, también está progresando.

2. Incremento de divisiones políticas y económicas

Las divisiones políticas y económicas entre el este y el oeste conducen a mayores amenazas de seguridad.

Internet y el mundo en línea es una entidad internacional, relativamente libre de fronteras o restricciones a la libre circulación de información e ideas. Se construyó de esa manera porque sus arquitectos entienden la importancia de la cooperación internacional cuando se trata de acceder al talento y los recursos. Pero eso es todo solo una ilusión. Las corporaciones, redes y asociaciones que proporcionan la infraestructura detrás de escena son entidades legales obligadas a cumplir con las leyes y regulaciones nacionales.

Sin un final a la vista de la «guerra comercial» entre las superpotencias del mundo, se habla de fracturas entre organizaciones internacionales como la ONU o la UE. Y una carrera armamentista impulsada por la tecnología entre las naciones que son competidores económicos. Eso podría tener consecuencias muy aterradoras.

Hace solo unas semanas, Rusia anunció que había probado una Internet ‘desconectada’, básicamente una alternativa nacional a Internet global, que podría dar a su Gobierno el control sobre lo que los ciudadanos pueden acceder en la web. Existen países, como China e Irán, en los que ya se censura el contenido y se obstruye el acceso a información externa.

En 2019, también vimos que el gobierno de los Estados Unidos embargó efectivamente las asociaciones entre las empresas tecnológicas de los EE. UU. y el gigante móvil chino Huawei, debido a los temores sobre los estrechos vínculos entre Huawei y el estado chino.

Si se levantan más barreras como estas, fácilmente podría tener el efecto de prevenir la cooperación internacional en los desafíos tecnológicos y regulatorios de la ciberseguridad. Y eso solo es probable que beneficie a los malos.

3. Interferencia política más sofisticada

Las campañas de desinformación dirigidas a influir en la opinión pública casi se han convertido en una característica aceptada de la democracia en la actualidad. Ocurrió con las elecciones presidenciales de EE. UU. En 2021, parece seguro que volverán a aparecer en los titulares.

Hasta ahora, las elecciones dirigidas a delitos cibernéticos han tomado dos formas. El primero implica la difusión de «noticias falsas» y narrativas falsas, generalmente diseñadas para engañar a un candidato, a través de las redes sociales. El segundo son los ataques directos contra los candidatos o la infraestructura electoral digital.

Contrarrestar las narraciones falsas significa construir sistemas, ya sea automatizados o manuales, que pueden filtrar mentiras, propaganda y mala fe al analizar tanto el contenido como los metadatos, de dónde proviene la información y quién es probable que la haya creado.

Facebook y Google han invertido en tecnología diseñada para determinar si los mensajes políticos se ajustan o no a los patrones que sugieren que podría ser parte de una campaña específica de «noticias falsas». Esto ocurre por la enorme certeza de que estos métodos se están implantando cada vez más por los actores estatales con la finalidad de ocasionar revueltas políticas.

Se sospecha que el gobierno chino está tratando de impulsar una narrativa pro-China en torno a las elecciones en Taiwán y las protestas civiles en Hong Kong utilizando falsas cuentas de redes sociales.

Es probable que ambas formas de interferencia electoral digital se conviertan en un problema creciente en los próximos 12 meses, en parte debido al hecho de que han demostrado ser muy efectivas hasta ahora.

En consecuencia, podemos esperar una mayor inversión en tecnología diseñada para contrarrestarlos, así como esfuerzos para aumentar la conciencia pública sobre el tema.

4. Aumento de la brecha de habilidades de ciberseguridad

Durante 2021, la investigación sugiere que el número de trabajos de seguridad cibernética no cubiertos aumentará de solo 1 millón en 2014 a 3.5 millones. Es probable que este déficit de habilidades se convierta en un problema creciente de interés público durante la primera parte de esta nueva década.

Las amenazas que enfrentamos hoy en el ciberespacio, desde ladrones que intentan clonar identidades para llevar a cabo fraudes, hasta campañas de desinformación política diseñadas para alterar el curso de las democracias, solo se harán más intensas a menos que haya suficientes personas con las habilidades para contrarrestarlas.

Sin invertir en capacitar al personal existente sobre cómo prevenir o mitigar los ataques cibernéticos en su campo, ni contratar expertos con las habilidades para detectar nuevas amenazas en el horizonte, la industria puede perder cientos de millones de dólares.

El coste promedio actual incurrido por una empresa que sufre una violación de datos es de unos 9 millones de euros. Entre las organizaciones que han implementado defensas de ciberseguridad totalmente automatizadas, ese coste cae a 3 millones.

Por supuesto, la implementación de estas defensas maduras requiere acceso a una fuerza laboral de ciberseguridad capacitada y experimentada, algo que es probable que se convierta cada vez más en un desafío en los próximos años.

5. Aumento del pirateo de datos y robo de vehículos

Incluso antes de entrar en el tema de los automóviles sin conductor, los vehículos de hoy son básicamente fábricas de datos móviles. Los automóviles modernos están equipados con una variedad de dispositivos GPS, sensores y plataformas de comunicación y entretenimiento en el automóvil que los convierten en un objetivo cada vez más rentable para piratas informáticos y ladrones de datos.

Los delincuentes han aprendido a aprovechar las redes privadas a través de electrodomésticos y dispositivos inteligentes conectados, gracias a la falta de estándares de seguridad entre los miles de fabricantes de dispositivos y proveedores de servicios.

Del mismo modo, es probable que el automóvil se convierta cada vez más en la puerta de atrás elegida en los próximos años gracias a la creciente cantidad de datos que recopilan y almacenan sobre nuestra vida cotidiana. Los atacantes tendrán la opción de apuntar a los propios vehículos, tal vez usarlos para acceder a cuentas de correo electrónico y luego a información personal. O los servicios en la nube donde nuestros datos se envían rutinariamente para almacenamiento y análisis.

La recolección y reventa a gran escala de estos datos en el mercado negro es muy lucrativa para los cibercriminales.

Otro riesgo muy real es que los atacantes pueden llegar a entender los controles digitales y los requisitos de seguridad de los vehículos modernos.

La idea de secuestrar automóviles autónomos y asumir sus controles puede parecer descabellada en este momento, pero es una amenaza que la industria automotriz y los legisladores están tomando en serio. Durante 2021, es probable que veamos más debate sobre este aspecto de la seguridad de los vehículos autónomos, ya que el marco regulatorio que les permitirá operar en nuestras carreteras continúa tomando forma.

6. Vulnerabilidad de los sistemas ICS / SCADA

En 2021, el número de ataques cibernéticos contra ICS / SCADA en infraestructuras críticas continuará creciendo. En la mayoría de los casos, estos sistemas no fueron diseñados para ser expuestos en línea o controlados de forma remota. Por esta razón, será bastante fácil para los atacantes explotar las vulnerabilidades que los afectan.

La mayoría de los ataques efectuados por ciberdelincuentes contra los sistemas ICS / SCADA son de carácter oportunista. Sin embargo, es posible que los hackers patrocinados por el Estado realicen ataques dirigidos contra la infraestructura crítica de estados extranjeros.

Las industrias de energía, salud e instalaciones serán los sectores más focalizados en el próximo año.

La buena noticia es que los proveedores de soluciones ICS lanzarán nuevos productos que implementarán controles de seguridad eficientes. Sin embargo, las organizaciones tardarán años en reemplazar las tecnologías heredadas que utilizan.

7. Crecimiento de ataques a la cadena de suministro

Los ataques a la cadena de suministro de software y hardware caracterizarán el panorama de amenazas en los próximos 12 meses. Los atacantes intentarán comprometer la cadena de suministro de paquetes de software legítimos mediante la implantación de malware.

Los ataques tendrán como objetivo tanto a los proveedores de software durante la fase de desarrollo como a terceros. Los atacantes buscan reemplazar el software legítimo y las actualizaciones relacionadas con versiones contaminadas para distribuir malware a través del canal de distribución del software legítimo.

Los ataques a la cadena de suministro de software aumentarán en volumen y nivel de sofisticación. Y no podemos subestimar el riesgo de ataques de cadena de suministro de hardware más insidiosos.

En los últimos meses, los actores de amenazas desarrollaron rootkits maliciosos para comprometer UEFI / BIOS. La probabilidad de que un malware como este pueda comprometer la cadena de suministro de software enviado a millones de ordenadores es alta.

Dichos ataques son muy difíciles de detectar y el malware implantado sería muy difícil de eliminar, incluso después de reformatear los ordenadores.

Los ataques a la cadena de suministro serán una opción de ataque privilegiada para los actores de los estados nacionales que exploran métodos nuevos y más sofisticados para infiltrarse en las organizaciones objetivo.

8. Aumento de las amenazas de la red 5G

Con el despegue de la tecnología 5G el año pasado, muchas élites de la industria esperan que las redes 5G comiencen a ser más frecuentes en 2021. ¿Qué significa esto?

Primero, su alta velocidad podría revolucionar la experiencia en línea para los usuarios de Internet en todas partes. Pero según un informe de la Unión Europea, también podría hacer que las redes sean más vulnerables a los cibercriminales.

Con el aumento de las maneras en las que los atacantes pueden acceder a datos confidenciales, y el incremento de los desafíos como la monitorización de riesgos en dispositivos sin un enrutador Wi-Fi, las personas deberán ser proactivas a medida que desarrollen nuevas soluciones de seguridad.

Mejores prácticas para ciberdefensa y protección

Es fácil sentirse frustrado por la gravedad del entorno de amenaza. Sin embargo, es posible proteger su negocio de las amenazas cibernéticas. Los consumidores también pueden defenderse.

Defensa cibernética para empresas

Las mejores prácticas empresariales para la defensa de la defensa cibernética incluyen contramedidas básicas pero extremadamente importantes como los sistemas de parches. Cuando un proveedor de tecnología descubre (o se le informa) un fallo de seguridad en su producto, generalmente escribe un código que corrige o «repara» el problema.

Por ejemplo, si Microsoft descubre que un pirata informático puede obtener acceso de root a Windows Server a través de una explotación de código, la compañía emitirá un parche y lo distribuirá a todos los propietarios de licencias de Windows Server. Ellos, entre muchos otros, hacen esto al menos una vez al mes.

Muchos ataques fallarían si los departamentos de TI aplicaran todos los parches de seguridad de manera oportuna.

Están llegando al mercado una gran cantidad de nuevas tecnologías y servicios que hacen que sea más fácil montar una defensa sólida contra las amenazas cibernéticas.

Éstos incluyen:

  • Servicios de seguridad tercerizados
  • Sistemas que permiten la colaboración entre los miembros del equipo de seguridad.
  • Herramientas de simulación de ataque continuo
  • Soluciones puntuales para anti-phishing y navegación segura

Defensa cibernética para individuos

Para las personas, las mejores prácticas son simples. La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, algunas organizaciones de seguridad bastante grandes se interponen entre el consumidor y el hacker.

Todavía hay medidas preventivas que debe tomar para ayudar a garantizar la seguridad de su información:

  • Contraseña de higiene. Las grandes organizaciones de seguridad no pueden proteger a los consumidores contra el phishing o los piratas informáticos que pueden adivinar contraseñas como «1234.» El sentido común y la seguridad de las contraseñas pueden recorrer un largo camino para proteger a los consumidores de las amenazas cibernéticas.
  • Software antivirus. Utiliza software antivirus y mantén su sistema actualizado con escaneos programados y automatizados.
  • Precaución contra los ataques de phishing. Ten cuidado al abrir archivos adjuntos. Phishing y correos electrónicos de spear phishing que parecen reales pero no lo son. Por ejemplo, si recibes un correo electrónico que dice «factura vencida» con un archivo adjunto en PDF, no lo abras a menos que estés 100% seguro de saber quién lo envió. Si lo verifica bien, probablemente verás que proviene de un correo electrónico inusual.

Podemos encontrarnos en un momento horrible para las empresas y los consumidores que se preocupan por los riesgos cibernéticos. Las amenazas ciertamente existen, y se están volviendo cada vez más potentes y frecuentes. Los atacantes son variados, con muchos desequilibrios preocupantes entre los atacantes y sus objetivos.

Pero no tengas miedo.

Incluso si una empresa es objetivo de un poderoso estado-nación, aún es posible proteger activos digitales críticos. Se necesita planificación y compromiso de recursos. Pero un buen equipo de operaciones de seguridad o una persona proactiva pueden estar al tanto de la mayoría de las amenazas cibernéticas más graves.